El cuerpo todo el tiempo está gastando calorías porque todo el tiempo está trabajando aunque estemos dormidos. Parecería que al estar dormidos, el cuerpo no “hace nada”, pero nada más alejado de la realidad.

Cuando dormimos el metabolismo realiza funciones vitales: libera hormonas ,regenera tejidos, utiliza nutrimentos, etc. todas estas funciones metabólicas implican un gasto energético.

Estas calorías que se usan durante la noche no se reponen ya que son horas donde no se come. Este ayuno es normal, pero no debe prolongarse. Hay que desayunar.

El desayuno es el alimento más importante del día ya que “arranca” las funciones metabólicas para que el cuerpo funcione de manera adecuada las siguientes 16 o más horas en que estará despierto y en actividad.

Pero, ¿cualquier cosa es buena en el desayuno? No, es importante que cada tiempo de comida aporte alimentos de los tres principales grupos. Es decir, el desayuno debe contener alimentos como: frutas y verduras, cereales y tubérculos y productos de origen animal.

  • ¿Qué sucede si no se desayuna? Muchas veces por la mañana no hay sensación de hambre ni apetito, es por eso que tantas y tantas personas simplemente se saltan ese tiempo de comida y comen algo, si les va bien, a media mañana y si no, hasta la comida.


Al saltarse el desayuno, el metabolismo no hecha a andar los mecanismos naturales pero si los de alerta porque supone que hay hambruna y eso lo somete a estrés. Al estar estresado, libera sustancias que lo hacen más lento, lo ayudan a almacenar calorías (en forma de grasa) y a obtener energía de sustancias de las que no debería (utiliza la masa muscular). Entonces, en lugar de sentirnos bien, nos sentimos  mal. Hay mal humor, dolor de cabeza, cansancio, sueño, estreñimiento, desnutrición, entre otras consecuencias.

Mientras no alimentemos al cuerpo como debemos, cada tres o cuatro horas, a partir de que inicia el día, el cuerpo no se estabilizará ni funcionará adecuadamente. De hecho, para quienes hacen ejercicio por la mañana es muy importante comer algo ligero antes, no deben someter a mayor estrés al cuerpo exigiéndole energía para hacer ejercicio pero sin darle nada para lograrlo.

  • Dependiendo las actividades, gustos y necesidades de cada persona será el tipo, cantidad y horario del desayuno, pero lo que es un hecho y eso no cambia para nadie es que es importantísimo desayunar. Hay que romper esas horas en que el cuerpo estuvo sin alimento. Comer saludable y suficiente es la clave para un día sano y energético.
Regresar al listado